Ana, Ignacio y Mariano en un supuesto relaxing café

¿Que alguien sienta injusto poner en duda el papel de la delegación española en Buenos Aires? Seguramente. La candidatura olímpica de Madrid 2020 llevó años de esfuerzo y trabajo por parte de un equipo entregado, y no es del todo bienvenido que muchos nos bajemos del carro en el momento más difícil. ¿Resulta ética la crítica de aquellos que nos representan y en quién delegamos la soberanía cuando la derrota todavía escuece?

Imaginemos que somos el jurado de un gran talent show que ve desfilar a varios políticos. Les damos la oportunidad de demostrar lo que valen y observamos su trabajo durante meses. Cada una de sus actuaciones será valorada, para bien o para mal, y en cualquier momento podremos hacerles la pelota o sacarles los colores de la forma más cruel y peyorativa.

botella-efe

Justificado ese ataque a nuestros políticos, del que muchos parecen compadecerse tachándolo de cruel y despiadado, se suceden intervenciones de diputados tan divertidas como bochornosas. Aquellas con las que nos echamos las manos a la cabeza, incrédulos, y soltamos carcajadas nerviosas. La lista es larga, pero un buen argumento de selección es la actualidad. Ya saben, es la que manda. Acaban de aparecer por mi cabeza Ana Botella, Ignacio González y Mariano Rajoy, los tres muy elegantes y seguros de lo que hacen. La primera con aires de superioridad, el otro con esa sonrisa falsa y el último con un shesheo y guiños constantes.

Me acuerdo de sus discursos ante el Comité Olímpico y, de nuevo, las manos a la cabeza. La alcaldesa sudó para demostrar que en Madrid estuvieron los Austrias y que se puede disfrutar de una cena romántica; el presidente regional demostró que sabía hablar inglés con acento anglosajón antes que espíritu olímpico; y Rajoy insistió en que la recuperación económica es real, aún cuando la luz está a miles de kilómetros del final de un túnel en el que España se ha apeado con impotencia. La clave de estas declaraciones tan desastrosas no están en lo que dijeron, ni en “el
relaxing cup of café con leche” que tanto nos ha servido de risoterapia, sino en quienes las hicieron. En este caso el expediente y el historial cuentan:

– Ana Botella, en posesión de la alcaldía de Madrid sin ser elegida, mujer de un señor de la guerra y practicante de la homofobia al negar la homosexualidad con peras y manzanas
– Ignacio González, dueño de la presidencia de Madrid sin ser elegido, sucesor y marioneta de la nueva “Margaret Thatcher”, actual cabecilla del desmantelamiento de servicios públicos como la sanidad o Telemadrid.
– Mariano Rajoy, presidente del Gobierno siendo elegido con un programa que no cumple. Mentiroso, corrupto, sin labia ni expresión, calzonazos y confunde chapapote con “hilillos de plastilina”.

El estilo a la hora de hablar cuenta y, como vemos, la biografía puede restar credibilidad a lo que decimos. Es entonces cuando nos toman por tontos y escuchamos frases como “¿Quién se cree que es para…”, “¿De qué va ahora…?”, “Menudo cara dura”. ¿Tan difícil era dejarles en casa, sin derecho a vuelo directo a Argentina? Algunos preguntarán a quién si no. Pero, ¿no son los máximos exponentes de la política madrileña?

bar-el-palentino_pxl_caa5b8067980402f57ca5d1e50399132

Ahora me imagino a esos niños ilusionados, al viejo que lo ha visto todo y quiere seguir viéndolo, a los camareros que sirven cervezas y tapas, pero también sonrisas verdaderas y buen rollo; al quiosquero de cualquier esquina, al barrendero, a los que van a cines, teatros y museos; al taxista, al del autobús y al del tren; a los universitarios con esperanza, a los currantes madrugadores… A los ciudadanos de Madrid. Esa gente de a pie, tan corriente que te enorgullece. El máximo exponente de la ciudad. Los veo a todos ellos, ante el COI, y pienso en la oportunidad perdida.

¿Tiene sentido criticar el trabajo de la delegación española ante los miembros del COI? Más que nunca, y el jurado del talent show debería proceder a su expulsión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s