Tengo un sueño.

Image

La oscuridad no acaba con la oscuridad, sólo la luz puede hacerlo. Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá, ya no tuviera necesidad de soñarlas. No soy negro, soy hombre. Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía plantaría un árbol. Siempre es el momento apropiado para hacer lo que es correcto.

Martin Luther King utilizó estas frases en su lucha activista con el objetivo de erradicar la segregación y la discriminación racial, no obstante, hasta el final de su vida no cesó en fomentar la lucha por la libertad y por todos y cada uno de los derechos del ser humano. Concretamente, sorprendió al mundo hace 50 años en la que podemos considerar ya como una fecha histórica. El 28 de agosto de 1963, al final de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Igualdad, Luther King pronunció su discurso ‘I have a dream’ (‘tengo un sueño’), tras el cual se produjo un punto de inflexión, puesto que gracias al impacto de la manifestación se había logrado crear una conciencia pública sobre el movimiento de los derechos civiles.

Esta persona representaba a todas las minorías que tristemente eran consideradas inferiores, llevaba la voz cantante y ejercía de líder con su impecable oratoria y una valentía y coraje al alcance de muy pocos. Conocía el riesgo pero no el miedo de lo que ello suponía, de esta forma, se convirtió en la esperanza de los señalados, en el verdadero sueño americano de los afligidos. Su misión era también oponerse a la guerra y luchar contra la pobreza, por lo que su lucha era constante y si había que boicotear autobuses en Montgomery como forma de protesta política y social, allí estaba él, del mismo modo que acudió a los ‘Bloody Sunday’, marchas pacíficas por la lucha de derechos que acababan reducidas por parte de la policía y de sectas racistas como el Ku Kux Klan a base de golpes con porras, gases lacrimógenos contra los indefensos manifestantes o la utilización de otro tipo de armas.

Muchos dicen que Martin Luther King se expuso a la muerte desde el momento en que empezó a representar a la raza negra, que se arrojó al vacío el día que pronunció alto y claro para todo el planeta ‘TENGO UN SUEÑO’, el caso es que el 4 de abril de 1968, este hombre de 39 años, ganador de un Premio Nobel de la Paz, casado y padre de 4 hijos, era brutalmente asesinado en Memphis, Tennessee, abatido tras un tiro en la cabeza mientras saludaba por última vez a sus seguidores desde el balcón del motel Lorraine. Se había sacrificado por ellos, por todos los señalados como inferiores, una persona de orígenes humildes se convertía en ese momento en uno de lo mayores héroes que se han conocido. En su último discurso dijo ‘He ido a la cima de la montaña’ y gracias a él, podemos decir que hoy en día, en pleno siglo XXI, en EEUU todos tienen los mismos derechos y no hay distinción de raza ni de color. Fue el pionero que iluminó la oscuridad.

Image

Creo que la sociedad actual le debe mucho a este tipo de personas, nacer en un país desarrollado y con los derechos de igualdad, libertad y justicia, es nacer con el trabajo hecho por otros del mismo modo que es una suerte, porque lamentablemente nadie elige donde nace, asimismo, la desigualdad de crecer en el Congo y de hacerlo en Nueva York nos muestra que aun queda mucho por hacer.

The_Butler_El_mayordomo_Lee_Daniels

Escribir hoy sobre Luther King tiene que ver con la ‘fiesta del cine’ que se celebra estos día en Madrid, oportunidad para acudir a las salas de la gran pantalla por tan sólo 2.90, lo que facilitó un maratón de películas. Entre las elegidas estaba ‘El Mayordomo’, cinta de Lee Daniels cuya historia está basada en un artículo de Wil Haygood, publicado en el Washington Post. La película es protagonizada por Forest Whitaker y nos muestra la vida de un chico de color, Cecil Gaines, que trata de escapar de la segregación racial del sur de EEUU en los años 30, en busca del sueño de una vida mejor y para ello, tras formarse a la perfección en el trabajo de mayordomo, es contratado por la Casa Blanca, ocupando ese puesto durante el mandato de 8 presidentes estadounidenses. A lo largo de la película observamos el eterno dilema del protagonista, que ve día a día la cara de un presidente blanco sin poder dejar de observar la lucha que se gesta en la calle por el movimiento de los derechos civiles, con Martin Luther King como protagonista. Desde aquí recomiendo esta película.

Image

Por último hay una tercera historia de nuestro protagonista, el cual está ligado al jugador que más campeonatos de la NBA ha conseguido en todos los tiempos, hablo de Bill Russell (‘El señor de los anillos’), jugador de los Boston Celtics entre 1956 y 1969 que se alzó con la casi inigualable cifra de 11 anillos de la liga de baloncesto estadounidense. Sin embargo a pesar de su impecable trayectoria en la ciudad de Massachusetts, el jugador siempre dijo que jugaba para los Celtics ‘a secas, sin Boston’, algo contradictorio pero que comprendemos debido a la discriminación racista que sufrió.

A pesar de ser el jugador de baloncesto más grande que se ha visto en Boston y a pesar de que fue él quien cubrió de gloria a la ciudad, los aficionados siempre defendieron la utilización de jugadores blancos en la plantilla, Russell era menospreciado, por increíble que parezca, dentro y fuera del campo. Cuando se trasladó al barrio rico de la capital de Nueva Inglaterra, un grupo del Ku Kux Klan asaltó su domicilio causando graves desperfectos y por ejemplo, en muchos restaurantes no se le atendía por ser negro. Bill Russell nunca ha tolerado la injusticia y fue por ello que en 1963 participó en la histórica Marcha sobre Washington y repitió con el líder de esa marcha la frase ‘TENGO UN SUEÑO’.

El divorcio entre jugador y ciudad se solventó en 1999, muchos años después, Boston, renovada ideológicamente, homenajeó a su verdadero héroe en la ceremonia de retirada de su camiseta, de manera pública, con el pabellón lleno y personalidades como Muhammad Ali, Aretha Franklin o Bill Cosby, los cuales observaron en directo la emoción del eterno número 6 de los Celtics.

BillRussell010

‘Los tiempos han cambiado y nosotros tenemos que cambiar’, eso fue lo que dijo Nelson Mandela para hacer olvidar el apartheid en Sudáfrica, y es cierto, hoy en día el presidente de los Estados Unidos es una persona de color, el mejor jugador de baloncesto del momento es negro y lleva el número 6, quizá en honor a Russell, y en definitiva han sido muchos los que han luchado para que lleguemos a donde estamos. Ahí arriba un tipo que habla muy bien lidera una manifestación, Bob Marley pone la voz y Jimi Hendrix con su guitarra, completa una canción que suena a libertad.

AliBrownRussellJabbar

FRASES SEÑALADAS:

-‘La lucha no ha hecho sino comenzar. No debemos aceptar el estado de las cosas hasta que la palabra ‘progreso’ haya sido eliminada del vocabulario’ (Bill Russell en el 50º aniversario de la Marcha sobre Washington)

-‘Tenía que demostrar que se podía ser negro de otra manera y hacérselo ver a todo el mundo’. (Muhammad Ali)

-‘Las guerras continuarán existiendo mientras el color de la piel sea más importante que el de los ojos’. (Bob Marley)

-‘El prejuicio es hijo de la ignorancia’. (William Hazlitt, escritor)

-‘El odio a las razas no forma parte de la naturaleza humana; más bien es el abandono de la naturaleza humana’. (Orson Welles)

-‘Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo’ (Nelson Mandela)

-‘Espero que las personas finalmente se den cuenta de que sólo hay una raza -la raza humana- y que todos somos miembros de ella’ (Margaret Atwood, escritora)

Una respuesta a “Tengo un sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s