Carmen Lobo, el extraño caso de una política honrada

todo-se-hacia-a-mis-espaldas

El dinero no desaparece ni se evapora, está en algún sitio: oculto, misterioso y sin ganas de salir a la luz. Ya hemos encontrado al menos 47 millones de € que continúan de vacaciones por los lejanos Alpes suizos, pero queda mucho más por hallar… Muchas son las causas que han llevado a España a semejante situación de crisis, empero siempre con un denominador común: la alargada sombra de la corrupción que se extiende por todo el país inexorablemente. La manzana está podrida desde años atrás y lamentablemente los gusanos continúan ganando la batalla a los jardineros.

Ésta no es sólo una crisis económica, también lo es política, social, moral y de valores. El capitalismo exacerbado condujo a muchos españoles a vivir por encima de sus posibilidades, sí, pero estos últimos tienen un porcentaje mínimo de culpabilidad. Las gigantes empresas urbanísticas y los grandes empresarios y políticos cegados por una fuente inagotable de lucro y bienestar se llevan la guinda del pastel. A fin de cuentas, es totalmente normal que, por ejemplo, en el año 2005 se construyesen más viviendas en España (unos 47 millones de habitantes) que en Alemania, Francia e Italia juntos (unos 205 millones de habitantes entre los tres).

El continuo bombardeo de casos y casos de corrupción (800 en la década del 2000-2010) con casi 2.000 detenidos, da que pensar. Los casos Malaya, Ballena Blanca, Gürtel, Nóos, Bárcenas… presentan un panorama desolador para los ciudadanos que explica por qué sólo el 4% de los mismos según numerosas encuestas confía en la honradez de los políticos a la hora de mantener su mano alejada del saco.

corrupcion1

Podría escribir párrafos y párrafos hablando de la corrupción, pero hoy prefiero hablar de la ausencia de ella en, al menos, una persona. Si bien probablemente la mayoría de partidos políticos tengan casos de corrupción, pondría la mano en el fuego porque en el 100% de los partidos existen personas honradas cuya única preocupación es el servicio público que prestan. Cada vez parecen más difíciles de localizar, pero las hay. Carmen Lobo, exconcejal de Camas (Sevilla) por Izquierda Unida, es una de ellas. Su historia llegó a mi conocimiento gracias al programa de Jordi Évole en La Sexta, Salvados.

Es fácil ser buena persona cuando no te surge la oportunidad de ser mala, pero mantenerse firme ante situaciones de una tentación máxima requiere una determinación heroica. Carmen Lobo votó en contra de la recalificación de unos terrenos de Camas que podrían haber cambiado radicalmente su vida.

Todo esto sucedió en el año 2005. Eusebio Gaviño, empresario de la construcción, ofreció a Carmen Lobo ¡seis millones de € y tres pisos de lujo por votar a favor de la recalificación! Alzar la mano en un pleno y convertirte en millonaria… desde luego no suena mal. Es posible que, de no ser por Carmen Lobo, hoy en día existiese en Camas una urbanización de lujo con un gran centro deportivo e instalaciones de todo tipo infestada de políticos corruptos y empresarios que juegan al Monopoly. No obstante, ella se atrevió a decir no. Podría tener su vida resuelta y la de veinte generaciones posteriores a la suya como le aseguraba Eusebio Gaviño, pero ella dijo no. Tras advertir a la policía, Carmen Lobo mantuvo una reunión con el empresario en la que se le detallaba el proceder de la operación, así como la implicación de los por entonces alcalde y concejales, respectivamente, Agustín Pavón (Izquierda Unida), Antonio Enrique Fraile (Partido Popular) y Pepe del Castillo (Partido Andalucista). El primer encuentro fue grabado por la propia Carmen Lobo en su reproductor MP3 y, ante la evidencia del soborno, la policía secreta acudió a una segunda reunión entre la concejala y el empresario. En ella, además de ultimar los puntos del pleno y qué debía votar en cada uno, Eusebio Gaviño entregó a Carmen Lobo un “regalo de buena fe”: 12.000 € en billetes de 500.

Al día siguiente, para sorpresa de los corruptos, Carmen Lobo votó en contra de la recalificación. Poco después fueron detenidos por la policía Eusebio Gaviño y los dos concejales implicados, ya que en una conversación telefónica intervenida entre éste y el concejal del PA se escuchaba “tranquilo, dos sicarios se encargarán de ella”.

El año pasado, en 2012, tenía lugar por fin el juicio que se había demorado siete años. ¿La sentencia para el exalcalde, los exconcejales del PP y del PA y el empresario? 15.000 € de multa y catorce meses de cárcel (que no cumplirán al ser una condena menor a los dos años y no tener antecedentes). Tal y como afirmaba la propia Carmen Lobo en Salvados, “delinquir al final les sale barato”.

En cualquier caso, Carmen Lobo es política y ¡no es corrupta! Una de las muchas que habrá y que sin duda merece el nombre de una calle de Camas por lo menos. Algún mal pensado podría creer que seguramente la señora Lobo ganase mucho dinero y que no necesitaba más… pues no. Esta exconcejala tiene un sueldo de 1.280 € al mes, similar al que en teoría debería ganar un universitario recién graduado en su primer trabajo en una empresa.  Son muchas las causas y los culpables de la crisis, son muchos los que se pierden en la avaricia, el deseo de poder, la superficialidad del dinero… Carmen no es una de ellos. Carmen es una jardinera que cuida de un manzano lleno de gusanos.

corrupcion

Os dejo este enlace en el que podéis ver el programa de Salvados dedicado a la corrupción municipal en el que sale Carmen Lobo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s