El pasado de Pitis. El presente del extrarradio

DSC_0057

“Próxima parada: Pitis. Miles de personas utilizan a diario esta estación de metro, inaugurada en marzo de 1999 y situada en el noroeste de la capital (distrito de Fuencarral), para enlazar con la estación de tren del mismo nombre. Fuera, el paisaje es digno de la película Mad Max y rompe con la imagen del norte rico frente al sur deprimido: polvo, piedras, ni un alma por la calle y un ambiente seco que se acentúa por el calor. La casa de los empleados de Renfe tiene rotas las persianas. Si no fuese por un canario que está en una jaula en una ventana, nadie diría que ahí vive gente.”

Susana Hidalgo, El País. 1 julio 2001.

A escasos metros de la estación se erigía La Quinta, poblado gitano, monumento a la droga y alfombra roja de toxicómanos. Un ir y venir de vidas arruinadas, de rastro de jeringuillas y condones. Fantasmas que atravesaban las vías del tren en busca de aquel bálsamo mortífero para ahogar los días de mierda. Camellos de tradición gitana y dueños de un negocio a costa del malvivir ajeno.

Fotografías del 15 de diciembre de 2013

La Quinta se encontraba entre las vías del tren y la M-40, últimos escoyos que debía sortear los drogadictos para acceder al poblado chabolista.

La Quinta se encontraba entre las vías del tren y la M-40, últimos escoyos que los drogadictos debían sortear para acceder al poblado chabolista.

Los trabajos de demolición comenzaron en 2005. Ocho años después, las chabolas se han reducido a escombros y basura.

Los trabajos de demolición comenzaron en 2005. Ocho años después, las chabolas se han reducido a escombros y basura.

Entre 1995 y 2005, más de una decena de personas perdieron la vida al intentar cruzar las vías del tren que daban acceso a La Quinta.

Entre 1995 y 2005, más de una decena de personas perdieron la vida al intentar cruzar las vías del tren que daban acceso a La Quinta.

Muchos fueron los toxicómanos que se pinchaban heroína a los pies de estos árboles.

Muchos eran los toxicómanos que se pinchaban heroína a los pies de estos árboles.

Estos pequeños túneles eran utilizados como coladera, escondite de drogas y refugio de toxicómanos.

Estos pequeños túneles eran utilizados como coladera, escondite de drogas y refugio de toxicómanos.

Después de comprar la droga y cruzar de nuevo las vías, algunos atravesaban los túneles que conectaban con otros barrios de Madrid como Montecarmelo, Mirasierra o Fuencarral.

Después de comprar la droga y cruzar de nuevo las vías, algunos atravesaban los túneles que conectaban con otros barrios de Madrid como Montecarmelo, Mirasierra o Fuencarral.

Aunque el desmantelamiento finalizó en 2005 y el negocio se redujo considerablemente, la zona continúa siendo fuente de conflictos.

Aunque el desmantelamiento finalizó en 2005 y el negocio se redujo considerablemente, la zona continúa siendo fuente de conflictos.

La destrucción del poblado se justificó gracias a la prolongación de varias avenidas circundantes. 1300 personas (139 familias) fueron realojadas en viviendas municipales.

La destrucción del poblado se justificó gracias a la prolongación de varias avenidas circundantes. 1300 personas (139 familias) fueron realojadas en viviendas municipales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s