Cuando la política no era una patraña.

Be the change you want to see in the world – Mahatma Gandhi

Los que me conocen saben que soy de esas personas que odian hablar de política, de las que no necesita contar sus ideas a nadie, porque las encuentro mías, claras y sólidas.

Pero eso no evita que en algunos momentos encuentre conveniente mostrarlas, sobretodo si es para ensalzar a las grandes figuras que se van, y que han marcado un antes y un después en la historia.

Image

Allende, Gandhi,  Lincoln… han pasado por el mundo como héroes para unos y villanos para otros. Y es que como en la propia vida, en política nunca se puede ser amado por todos, siempre habrá quien te critique y sea tu enemigo.

No obstante como ellos y otros muchos, hay políticos que se han ganado el puesto de “modelo a seguir” para todos, y sobretodo para aquellos que pretenden sucederles. En muchos casos no importa que sean de derechas o de izquierdas -aunque es cierto que nos caerán mejor o peor según las ideas que defiendan.

De todos modos sería muy presuntuoso negar logros que personas como Lincoln, con la guerra de Secesión y el fin de la esclavitud en 1863, o Gandhi y su Áhimsa, no han contribuido en la creación de un mundo mejor, más justo, libre e igualitario. Buenos oradores y honestos civiles que lograron convencer al mundo de que la violencia y los gritos no eran la única vía para cambiar las cosas.

Pero lamentablemente vivimos unos tiempos donde la sociedad democrática que habíamos conseguido, al menos en Occidente, parece desangrarse y perder fuerza día tras día. Políticos corruptos son sucedidos por ladrones sin escrúpulos que no paran de causar escándalos monetarios y sociales, lo que va quebrando la confianza de una humanidad cada vez más desencantada con aquellos que deberían guiarnos y velar por nuestro bienestar.

Los políticos de ahora son incapaces de vendernos unas ideas que muchas veces ni ellos se creen, no tienen las agallas para cambiar las cosas e ir contracorriente cuando las circunstancias lo exigen. Se esconden tras un velo de entrevistas sin preguntas y apariciones en pantalla. No contestan, porque no saben siquiera mentir.

Image

Ayer se fue uno de los más grandes políticos que ha visto España, un hombre que supo darse cuenta de que el país necesitaba mudar de sistema político y se jugó todo lo que tenía para lograrlo. Y más allá de su Ley para la reforma política; su dimisión cuando se le dio la espalda muestra una entereza de la que la calaña política actual no puede hacer gala.

Ahora le concederán toda clase de títulos para compensar estos últimos veinte años de olvido; y quizá el aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez sirva al menos para recordarnos esos tiempos en los cuales las cosas se hacían de otra manera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s